El tabú menstrual

Nos encantan las noticias sobre personas que se animan a escribir sobre el tabú menstrual, por eso os queremos presentar hoy a Eirke Irusta, pedagoga menstrual que ha pulicado “Diario de un cuerpo” y ahora “Yo menstruo”. Se trata de dos publicaciones que abren el camino tan poco explorado por la mujer y los grandes tabúes que existen en torno a la menstruación.

Una de las premisas de las que parte es que asegura que no sabemos nada de la menstruación y que el problema no es la menstruación, sino quién menstrua en esta sociedad. De estar forma, en su último libro podemos encontrar un manifiesto donde hacer una excelente crítica a la situación actual pero lo que más nos ha gustado ha sido sin duda que comparte ideas sobre la menstruación en un lenguaje asequible y anima a que se visibilice este proceso tan natural de la mujer.

Erika asegura que partimos de un enfoque participativo de la salud y enfermedades que postulan el factor biológico, los psicológicos y los factores sociales por eso su relato se ha formado a partir de la construcción social de la etiqueta mujer: menstruar, quedarse embarazada, dar el pecho… y de los que además falta mucha información. Uno de los ejemplos lo tenemos en que el 20% de las mujeres sufre endometriosis, un porcentaje mucho mayor que por ejemplo el asma y la diabetes; sin embargo, de esta patología sabemos muy poco.

El motivo no es otro que la existencia de un gran tabú menstrual en nuestra sociedad y la poca investigación que existe por las mujeres de nuestro propio cuerpo. Por ejemplo, ¿sabías que dependiendo del aspecto de la sangre menstrual podemos detectar determinadas patologías? Sin embargo la realidad es que la mayoría de las mujeres no se detiene a analizarla porque nadie nos lo ha dicho ni recomendando.

Además, normalmente hablamos de países subdesarrollados con problemas sobre creencias y mitos de la menstruación, pero en Europa también existen todavía muchas limitaciones e incluso dificultad para tener una higiene íntima digna y acceso a toda la información necesaria.

Así que nosotras lo tenemos claro, no nos perderemos su libro ni ninguno de sus trabajos porque desde Mimacup trabajamos duro también para proporcionar una mayor visibilidad a la menstruación y a la alternativa de la copa menstrual.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada .