fbpx

¿De dónde surge Mimacup?

Hoy queremos hablaros un poco más sobre lo más profundo de Mimacup, su origen, su historia y quién hay detrás de esta nueva marca de copas menstruales.

Lo cierto es que todo empezó siendo nosotras usuarias de la copa menstrual hace años y, tras conocer sus ventajas decidimos embarcarnos en este sector para conocer todas y cada una de ellas con el objetivo de mejorar las ya existentes y crear una propia.

Después de mucho trabajo, al fin conseguimos crear una copa menstrual adaptada a todas las mujeres, con diferentes tallas, colores, con una composición de silicona médica 100%, reutilizable con una duración de hasta 10 años y sobre todo solidaria; así es como Mimacup se ha posicionado dentro del sector como la única copa menstrual que además de tener todas las ventajas de las mismas, incorpora un lado más humano con el fin de ayudar a otras personas.

Para ello, hicimos una gran labor de investigación para ver que organización podía adaptarse a lo que estábamos buscando cuando, por fin, encontramos la Fundación Ana Bella, una entidad sin ánimo de lucro que lleva años ayudando a víctimas de la violencia de género mediante diversos proyectos y programas en los que actúan para favorecer la inserción laboral de estas mujeres, su formación y su acogimiento.

Ana-Bella

Y es que los datos en torno a la violencia de género son escalofriantes: 1 de cada 3 mujeres en el mundo son maltratadas por el simple hecho de ser mujeres; 1 de cada 10 en España serán maltratadas a lo largo de su vida. En este sentido, tanto ellas como nosotras creemos que es imprescindible la unión y la lucha contra esta lacra que se lleva a miles de mujeres cada año para que, con ayuda puedan convertirse en grandes supervivientes y todo un ejemplo de superación para la sociedad.

En definitiva, con la creación de la copa menstrual Mimacup hemos querido mejorar las características ya existentes del resto de copas menstruales y añadirle una característica esencial que les faltaba a todas ellas que es la de ayudar con su compra a cientos de mujeres que sufren el problema del mal trato.

Hemos trabajado con ilusión, profesionalidad y pasión para poder ser un referente para millones de mujeres, tanto en nuestro aspecto más solidario como en el ecológico y económico que supone el uso de la copa menstrual. Y es que con ella, además de proteger nuestra flora vaginal, también favorecemos evitar toneladas de basura cada año procedente del uso desechable de compresas y tampones que aumentan los niveles de contaminación ya que su descomposición total tarda cientos de años.

Nuestro propósito es claro, sólo nos falta que te unas a nosotras, ya sea adquiriendo una copa menstrual Mimacup en la que donaremos 1 euro a esta fundación, o bien, convirtiéndote en distribuidor de ellas.

Deja un comentario