¿Para qué sirve el suelo pélvico?

¿Por qué nos preocupamos mucho por otras partes de nuestro organismo y le dedicamos tan poco tiempo e interés a nuestro suelo pélvico?

Aunque los datos cada vez son más positivos sobre el interés mostrado sobre la salud y fortalecimiento de esta parte, todavía existe un gran desconocimiento sobre el mismo, tanto es así que ni siquiera sabemos el papel que juega dentro de muchas funciones vitales.

Y como en Mimacup somos partidarias de fomentar la información sobre nuestra salud, hoy os presentamos al suelo pélvico. Éste es todo el conjungo formado por músculos y tejidos que se encuentra en la parte interior de la pelvis como por ejemplo, el coxis, el pubis o el ano. Quizás ahora entenderéis que por su situación, no hayamos oído hablar mucho de él puesto que como otros tantos temas, siguen siendo tabús en nuestro país.

No obstante, continuamos para definir el suelo pélvico en dos planos principalmente, uno superficial cuya función principal es la sexual y ayudar a sostener todos los órganos de la pelvis; y otra interna formada por el periné profundo que sujetan estos órganos, controlan los esfínteres y mejoran la calidad de las relaciones sexuales. En este punto, pararemos un poco para hablar del periné, otro de los grandes desconocidos de nuestro cuerpo que permite una correcta micción y defecación, sostiene la vegija, el útero, la vagina y el recto y además es el último obstáculo que cualquier recién nacido tiene que sobrepasar para que su cabeza rote y produzca una contracción refleja en el útero para que la madre empuje. Ahora bien, ¿sabemos dónde está? Los profesionales de suelo pélvico son los encargados de que tomes conciencia de dónde está, aprendas a sentirlo y lo integres en el esquema corporal como una parte más a tener en cuenta.

Fuente-Cordopolis.es_

Volviendo a las funciones del suelo pélvico, la principal no es otra por lo tanto que la de mantener en la posición correcta a todos los órganos que están dentro de la pelbis, como la vegija, la vagina, el útero y el recto así como asegurar la continencia urinaria, ayudar a la etapa expulsiva del parto y actuar como estable lumbar.

Si el tono del suelo pélvico no es el adecuado, es entonces cuando nos encontramos con los tradicionales dolores de espalda, incontinencia urinaria o fecal, disfunciones sexuales… con motivo de que los órganos pélvicos descienden. Por este motivo, es habitual encontrarnos con los casos de las mujeres que acaban de dar a luz que tienen problemas similares puesto que su suelo pélvico ha sufrido bastante.

Para fortalecerlo, existen determinados ejercicios específicos y como no la copa menstrual es una de nuestras perfectas aliadas para este fin ya que además de cuidar de nuestra higiene íntima, de nuestro cuerpo de uan forma cómoda, económica y respetuosa, fortalece todos los músculos pélvicos. Por lo que aquí tienes otra razón más para comenzar a usar Mimacup.

Deja un comentario