fbpx

La expansión de la copa menstrual

Con el gran avance de la producción industrial de los años 30, los métodos menstruales dieron un gran salto y dejamos atrás lo que hoy conocemos como métodos muy rudimentarios. Nos referimos a la aparición y comercialización de tampones y compresas.

Sin embargo, ¿sabíais que la copa menstrual también tiene su origen en estos años pero que su comercialización fue mínima? Por este motivo nos encontramos todavía con muchas mujeres que desconocen de la existencia de la copa menstrual y creen que es un invento nuevo cuando su historia se remonta casi 80 años atrás.

Ha sido en el siglo XXI cuando ésta ha gozado de la popularidad que se merece y cada vez su expansión entre mujeres de todas las edades está siendo imparable. Con Internet es más fácil poder comunicar todas sus ventajas y poco a poco va siendo una de las alternativas más conocidas y más utilizadas.

Como sabéis, la copa menstrual es un recipiente de silicona médica, reutilizable y que nos permite un gran ahorro cada mes además de evitar la generación de toneladas de residuos al medio ambiente. Gracias a su composición también es el método alternativo a compresas y tampones que no produce el Síndrome del Shock Tóxico por lo que es totalmente compatible y respetuoso con nuestro organismo. Es hipoalergénica y con un buen mantenimiento de la misma podemos llegar a conservarla hasta 10 años.

Ahora entenderéis por qué su expansión está siendo imparable entre las mujeres. Al fin contamos con un método para nuestra menstruación mucho más cómodo, ecológico y económico. Y si a todo esto le sumamos que encima Mimacup en este caso es solidaria ¿cómo no te vas a pasar la copa menstrual? Por cada compra, destinamos un euro a una causa social, en la actualidad estamos colaborando con la Fundación Red Madre por lo que utilizar Mimacup es beneficioso para todas.

 Cuando comenzamos nuestra andadura, sólo se comercializaba en Internet y progresivamente se va extendiendo a farmacias, tiendas ecológicas, eróticas, supermercados… porque las dudas y el recelo a probarla son mucho menores. Las recomendaciones de todas aquellas que ya la han probado es nuestra mejor garantía porque son ellas mismas las que han comprobado el ahorro que supone, lo ecológica que es y el tiempo que podemos estar con ella sin tener que preocuparnos constantemente de tener que ir al baño a vaciarla.

La única dificultad es aprender a utilizarla, que como todo en la vida, es cuestión de un poco de tiempo y práctica, a partir de ahí todos son ventajas, por lo que si todavía no la has probado te invitamos a que visites nuestra web, veas toda la información sobre ella, testimonios de otras mujeres, y accedas al lugar más cercano donde se venden o que la adquieras por Internet y comiences a tener una menstruación más saludable.

Millones de mujeres ya lo han hecho.

Deja un comentario