¿Por qué tenemos más hambre antes de que nos venga la regla?

Los cambios que experimentamos los días previos y durante la regla son bastantes como consecuencia de los cambios hormonales. Uno de ellos es sin duda el aumento del hambre justo unos días antes de tener el período. Pero… ¿sabes a qué se debe?

Lo primero que debemos decir que es totalmente normal que tengas esa ansiedad especial por ingerir dulces o hidratos de carbonos los días de antes. El motivo no es otro que el descenso de los niveles de estrógenos y progesterona que disminuyen los niveles de azúcar en sangre y nos apecen comidas ricas en calorías, lo cual no quiere decir que debamos consumirlas.

Por otro parte, los niveles de serotonina también se ven afectados durante esos días. Ésta es la responsable de tener sensación de bienestar, por lo que cuando está bajo mínimos, es normal que aumenten las ganas de comer determinados alimentos y así aumentar estos niveles de forma rápida.

Nosotras creemos que durante estos días sí debemos darnos algún capricho en cuanto a alimentos grasos o calóricos se refiere, sin embargo, según los nutricionistas lo más adecuada es preciosamente consumir alimentos ricos en fibra y optar por frutas y verduras aunque sea lo que menos nos apetezca durante esos días.

De esta forma, debemos evitar:

  • Hidratos de carbono complejos: son los que más llaman la atención en este momento hormonal, pero van a perpetuar este ciclo de ansiedad por la comida, y por otro lado provocan hinchazón.
  • Alimentos procesados: pueden aumentar el malestar gastrointestinal y promover la retención de líquiedos, ya que son alimentos con un alto contenido en sodio.
  • Fritos y grasas: provocan digestiones lentas y perjudican la calidad de la piel, que muchas veces se ve empeorada en los días pre regla y durante la regla.
  • Azúcar refinada y bollería: elevaran rápidamente el azúcar en sangre y la insulina y esto puede aumentar la ansiedad o nerviosismo.
  • Legumbres: la cápsula que recubre a las legumbres fermenta en el aparato digestivo y produce flatulencias y malestar abdominal.
  • Bebidas carbonatadas: aportan mucho azúcar y el gas será molesto también en este momento hormonal.

En su lugar debemos realizar estas acciones:

  • Repartir las infestas de comida a lo largo del día para evitar el descenso del nivel de glucosa en sangre.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina B6 para combatir el cansancio y producir más serotonina. Algunos de ellos pueden ser los frutos secos o el pescado.
  • Ingerir alimentos ricos en hierro para compensar la pérdida durante esos días.
  • Ingerir alimentos ricos en omega 3 como el pescado azul o las nueces para evitar esa inflamación e hinchazón tan común.
  • Limitar el consumo de sal, de alimentos procesados, de bebidas carbontadas y el alcohol porque lo único que hacen es favorecer aún más la retención de líquidos.

Y por supuesto, no podía faltar nuestra gran recomendación: utilizar la copa menstrual Mimacup. Ella nos ayudará a llevar una menstruación más saludable, más ecológica y más económica a la vez que ayudamos a proyectos sociales con tan solo su compra.