¿Se puede donar sangre durante la menstruación?

Hoy queremos hablaros de un tema que suele provocar algo de confusión: menstruación y donación de sangre.

Como sabemos, millones de donantes acuden cada año a los puntos destinados a la donación de sangre para hacer posible que otras personas puedan mejorar su salud o incluso, salvar su vida.

Es importante estar concienciados con esta necesidade puesto que la sangre “no se puede fabricar” y el único método de obtenerla es a través de donantes. Además, la sangre caduca por lo que las donaciones deben ser constantes a lo largo del tiempo.

No obstante, todavía hay muchas mujeres que no se atreven a donar y una de las cuestiones más extendidas es que la mayor parte de la población cree que teniendo la regla no se puede donar sangre. No es así, no existe ninguna norma que impide donar sangre mientras estamos con la regla, es el médico responsable el que verá si cumples con los requisitos y tu estado de salud, estando con el período o no. Eso sí, si la regla nos causa mucha debilidad, mareos o incluso dolor, entonces lo ideal es no donar. Por eso nosotras recomendamos no acudir a donar sangre los días en los que la regla es más fuerte y porque además nuestro cuerpo necesita reponer más líquido, por lo que si es posible, házlo durante los últimos días de ésta o cuando no estés con ella.

Entre los requisitos que mencionábamos para la donación de sangre figuran los siguientes:

  • Ser mayor de edad, es decir, tener 18 o más años. Y no superar los 65.
  • Pesar más de 50 kg.
  • No estar embarazada.
  • No haber tomado medicamentos o antibióticos los días antes de donar.
  • No haber consumido drogas o alcohol.
  • No haber tenido cáncer.
  • No haber sufrido enfermedades infecciosas.
  • Haber esperado 4 meses desde la última donación.
  • No haberse realizado cirugías, transfusiones, tatuajes o piercings en los últimos meses.

Por lo que, si cumplimos estos requisitos y además nos encontramos física y anímicamente bien, aunque estemos con la regla, ¡podremos donar! Antes de ello se debe rellenar un cuestionario previo y una prueba de hierro. A continuación te tumbarán en un sofá con una vía y una bolsa durante un cuarto de hora aproximadamente.

Es importante poder comer y beber lo que nos proporcionen para reponer líquidos y evitar cualquier mareo.

Si es la primera vez, es normal tener algo de respeto pero la sangre la necesitan muchas personas y ese sentimiento de haber ayudado con un gesto tan sencillo es muy imporante porque podrás salvar vidas.

Así que desde Mimacup te recomendamos animarte a donar sangre y ayudar también a otras causas sociales pero con la compra de nuestra copa menstrual puesto que destinamos un euros de cada una de sus ventas a una causa solidaria.