¿Conoces todo acerca de los ovarios?

Una de las cosas que más nos extraña es ver la cantidad de personas que no conocen muy bien el funcionamiento del organismo humano. En el caso de las mujeres tenemos información sobre el ciclo menstrual pero no la suficiente o no con la visibilidad que debiera, de ahí que todavía muchas mujeres desconozcan aspectos tan básicos cómo el de estas glándulas sexuales femeninas: los ovarios.

En total tenemos dos ovarios con el tamaño parecido al de una almendra y se sitúan a ambos lados del útero.

¿Y cuáles son sus funciones? Son principalmente dos:

Segregar estrógenos y progesterona.

Liberar el óvulo cada mes durante la vida reproductiva. En el caso de que un óvulo sea fecundado por un espermatozoide, el endometrio se desprende formando el sangrado del ciclo menstrual. Y es durante la menopausia cuando estas hormonas segregadas por los ovarios van desapareciendo de forma progresiva.

Si nos fijamos en el óvulo más de cerca, vemos cómo éste está formado por tres tipos de células.

1. Las células epiteliales, que recubren el ovario.

2. Las células germinales, que se encuentran en el interior y forman los óvulos.

3. Las células estromales, que producen las hormonas femeninas.

Y su función durante el ciclo menstrual es la siguiente:En la primera fase es cuando comienza el primer día de sangrado menstrual. Es conocida como fase estrogénica o folicular y se caracteriza por un predominio de la producción de estrógenos. Durante este período el óvulo, que es la célula femenina de la reproducción, va creciendo y madurando lentamente dentro del ovario, preparándose para ser expulsado aproximadamente hacia el día 14. Esta expulsión del óvulo hacia la trompa, que ocurre en la mitad del ciclo, es el fenómeno conocido como ovulación. Una vez que ha culminado esta primera fase, el óvulo se podrá implantar en el endometrio, siempre y cuando se produzca la fecundación por parte de un espermatozoide. Si ésta no tiene lugar, el óvulo muere unos dos o tres días después de haber salido del ovario abandonando el aparato genital a través de las secreciones vaginales normales, en las cuales se encuentra inmerso.

En la segunda fase, la producción de estrógenos disminuye y el ovario comienza a aumentar la producción de la progesterona. El endometrio aumenta todavía más su espesor, y el número y tamaño de los vasos sanguíneos que lo nutren se incrementa de manera notable. Hacia el día 25 del ciclo, la producción de progesterona empieza a decaer y los efectos de la hormona sobre el útero ya no son tan evidentes. Así, hacia el día 28, cuando ya prácticamente ha desaparecido la progesterona, el útero es incapaz de mantener por sí solo la nutrición de su capa interna, ya bastante gruesa y llena de vasos sanguíneos. Entonces tiene lugar la caída del flujo menstrual. De esta manera comienza un nuevo ciclo en el que se repetirán los procesos de maduración y expulsión del óvulo, así como la proliferación, crecimiento y desprendimiento o pérdida del endometrio o capa interna de la matriz.

Y ahora que ya conoces un poco más acerca de los óvulos, no olvides utilizar tu copa menstrual Mimacup para esos días de menstruación.