fbpx

¿Cómo saber si se tienen ovarios poliquísticos?

Una de las patologías más frecuentes que nos encontramos dentro del ciclo menstrual es el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP). Se trata de un desequilibrio hormonal muy común, de hecho se estima que lo padecen unas 7 mujeres de cada 100 y aunque, normalmente es de carácter leve, no debemos perderlo de vista.

Algunos de los síntomas más frecuentes que podemos observar son menstruación irregular, es decir, ciclos menstruales muy intermitentes en las que es muy difícil seguir un calendario de ovulación normal porque no se produce cada 28 días, si no cada mucho más tiempo. Ésta es una de las principales dificultades de estas mujeres para quedarse embarazada.

También suele aparecer más acné y vello del normal porque se produce un aumento de la testosterona que es una hormona propiamente masculina.

Las mujeres con esta patología también suelen tener problemas de obesidad debido a que su páncreas suele producir más insulina de la normal, lo cual genera un aumento de peso. Es importante no confundir un problema propio de obesidad con el SOP pero sí hay que tener en cuenta cuándo tienen una relación directa.

El responsable de este problema lo debe tratar un ginecólogo puesto que es el especialista que analizará la patología y en su caso nos propondrá la mejor solución o tratamiento si es necesario. Algunos de los más frecuentes suelen ser las píldoras anticonceptivas que regulan el ciclo menstrual o la espironolactona. En ninguno de los casos debemos proceder por nuestra cuenta a la automedicación aunque sepamos que padecemos el Síndrome de Ovarios Poliquísticos, ya que un diagnóstico erróneo puede traernos complicaciones a nuestro organismo.

En cualquier caso, es importante saber que siempre hay que tener este problema controlado para prevenir futuros problemas como la diabetes, la hipertensión o el hiperinsulinismo.

Y ya que hablamos de menstruación no podemos despedir el post sin antes hablaros de Mimacup, la alternativa menstrual para vivir la menstruación de forma más saludable, económica y ecológica. Además contamos con un componente solidario en el que, por cada copa menstrual vendida, destinamos un euro a una causa social.

¿A qué esperas para probarla?