8 MARZO PORTADA (1)

Menstruación como factor de desigualdad de género

Ayer se celebró un día especial: el 8 de marzo de 2018 pasará a la historia como el momento en el que millones de mujeres os echamos a la calle para exigir los mismos derechos que un hombre. No queremos más injusticias como un menor salario por un mismo puesto de trabajo que un hombre, queremos que el embarazo no frene nuestro desarrollo profesional y sea motivo de despido, queremos ir seguras por la calle…

Todas estas reivindicaciones y muchas más son las que se dejaron oír en manifestaciones de las diferentes ciudades de España y nosotros como expertas en copas menstruales y en temas relacionados con la feminidad, queremos aportar nuestro granito de are y sobre cómo la menstruación sigue siendo un factor clave en la desigualdad de género que vivimos en la sociedad.

Y es que desde que menstruamos por primera vez parece que nuestra naturaleza difiere mucho de la de un hombre considerándonos más débiles y menos aptas para realizar según qué cosas. Y una de las razones por las que esto sucede es como decimos siempre: por el ocultamiento de la menstruación, de la vergüenza que nos genera decir que tenemos la regla, ya sea de niñas o también de adultas hasta tal punto que todavía miles de mujeres siguen sin conocer todas las alternativas menstruales que existen para esos días.

Todos estos tabúes que se han ido construyendo sobre la mujer a lo largo de los años como algo vegonzante o incluso sucio es un factor de inequidad de género cuando en realidad es un proceso natural necesario para preparar a la mujer para la maternidad (si quiere).

1489004478_138303_1489042118_noticia_fotograma

¿Por qué las administraciones públicas no se preocupan por un tema como éste y dan más información en colegios sobre la menstruación tanto a niñas como a niños?

En países menos desarrollados esta diferencia se acentúa más, no sólo por las creencias culturas más arraigadas si no también porque económicamente es un factor que crea una mayor desigualdad ya que tenemos que pagar impuesto sobre esos productos como si fueran de lujo cuando en realidad son de primera necesidad, de ahí que miles de mujeres no tengan ni siquiera acceso a métodos menstruales cada mes con todos los riesgos que ello supone. Esto provoca que además no puedan ir en esos días al colegio y su vida se tenga que paralizar esos días.

Y esta lista puede ser todavía mucho más larga, o si no ¿cuántas niñas no tienen la transmisión de información necesaria para saber todo sobre su menstruación, derechos sexuales y reporductivos?

El debate es siempre el mismo pero ayer se dio un gran paso para que se abra el debate parlamentario de nuevo sobre asunto como el IVA en estos productos pero también otros muchos aspectos por los que las mujeres todavía seguimos sufriendo una injusta desigualdad.

Así que si quieres conocer más noticias como ésta, no te pierdas todas las semanas nuestros artículos en el blog y síguenos a través de las redes sociales de Mimacup.